"Prefiero la cruel realidad por encima de la bondadosa mentira que me haga sentir bien"

La verdad

La verdad
Mafalda siempre estara vigente.

Datos personales

miércoles, 14 de noviembre de 2007

Alucines de mi canica.

¿Sabías qué México suministra el 80% de la producción mundial de canicas? Yo no lo sabía, lo descubrí en mi “google viaje” buscando una idea para escribir sobre canicas, después de un infructuoso intento de no hacer un vil plagio de lo que estaba leyendo mejor desistí.

En eso estaba cuando recordé una imagen; una gran canica sobre un fondo negro y me dije -diablos la única canica que me interesa es esa, nunca jugué canicas y no buscare la canica azul como en el viaje místico del “santos”, no me vaya a pasar lo que al “peyote asesino” y la canica azul me persiga como moscardón espiritual toda la vida- mmm, ahora que recuerdó no era una canica, era una perla azul; bueno canicas o perlas ambas son esféricas; aunque claro un grano de arena recubierto de las deyecciones de un molusco cuesta mucho más que un pedazo de vidrio esférico, pero desvarío.

Bueno, vuelvo a las canicas de nuestro barrio cercano; donde tenemos canicas, pelotas de tenis, bolas de billar y una gran pelota playera; la canica que más me gusta como ya dije es la gran canica azul, después de todo es mi canica; la cual es azul por estar cubierta de agua en poco más de tres tercios de su superficie y eso que según algunos fue diseñada para el hombre por un ser superior; no se por que, pero me hago la pregunta ¿ entonces porque el hombre no tiene agallas para respirar bajo el agua?. En fin, dicha canica debería tener otro nombre no el que le pusimos; más antropocéntrica no podría ser esta especie, maldición otra vez desvarío.

Volviendo al barrio, las canicas mas cercanas a la canica azul, son una blanca, una de color digamos ámbar y una roja, las tres son más pequeñas que la canica azul la de color ámbar es casi del mismo tamaño, la roja de la mitad del tamaño y la blanca de la tercera parte, hay un pequeño guijarrito mas cercano a la pelota playera; las demás son el llamado gigante rojo 11 veces más grande; el señor de los anillos nueve veces más grande; “el señor de los anillos dos” cuatro veces más grande; el señor azul tres veces y un octavo, por lo que los últimos cuatro vienen siendo pelotas de tenis y bolas de billar comparados con nuestra canica. Entre el gigante rojo y la canica roja existe un espacio lleno de arena.

Los vecinos, de este vecindario están alejados unos de otros, menos mal en caso contrario su fuerza de atracción no harían pedazos para ir al mas cercano la canica blanca el viaje seria de cuatro días solo para ir, para visitar la canica roja es de tres años el viaje de ida y vuelta. La pelota playera, ni siquiera es de las más grandes es una pelota del montón de color amarillo; colocada en un alejado brazo de una espiral de pelotas playeras y verdaderos globos aerostáticos; en un universo lleno de espirales simples, dobles, triples y mas formaciones curiosas; total que decir que nos visitan como si fuera un lugar muy importante, OK esta bien es MUY importante para nosotros aunque no lo parece.

No niego, que las probabilidades afirmen que es seguro que haya más seres vivos e “inteligentes” en tanto espacio; lo malo es que es MUCHO ESPACIO, dicen por ahí que no sabemos nada, eso no es cierto sabemos bastante; no lo sabemos todo, pero de lo que conocemos podemos inferir muchas cosas; es decir supongamos que en este planeta solo podemos desplazarnos caminando y que para alcanzar una velocidad de 850 kilómetros por hora necesitamos toda la energía disponible del universo, no creo que pudiéramos aunque quisiéramos visitar un hormiguero en Australia, pues bien así es; para viajar entre pelotas playeras y globos aerostáticos se necesita acercarse a la velocidad de la luz, cuando esto pasa la masa de las cosas crece. Y esa masa crecerá hasta volverse infinita si alcanzamos la velocidad de la luz; pero para ello se necesita de energía prácticamente infinita.

No es valido pues pensar que como no conocemos todo, existe alguna nueva tecnología o conocimiento que nos lleven a pensar en imposibles; como que seremos eternos o que nos visitan seres de otras pelotas playeras, podemos hacer muchas cosas, pero de que hay cosas imposibles las hay.

En fin cada quien es libre de creer lo que quiera y como decía Carl Sagan “No se puede convencer de nada a un creyente, pues su creencia no se basa en la evidencia, sino en una profunda necesidad de creer.” pero este juego se trata de pensar no de creer y para pensar necesitamos conocer, cuestionar, dudar y demostrar; podemos teorizar lo que queramos sobre agujeros de gusano o demás cosas; pero para demostrar se necesitan pruebas y a mas 50 años de ufología las únicas pruebas siguen siendo fotos borrosas, chatarra espacial, círculos en campos de cereales, colágeno con fibras de algodón, videos muy malos de muñecos diseccionados o algunos discos flotantes bien diseñados por computadora, pero de verdaderas pruebas nada, claro, claro, todo es conspiración de los gobiernos quienes nos ocultan la verdad.

Pues bien, a mi me gusta esta canica azul; es muy bonita, la llamamos Tierra, no conozco otras mas que por telescopios, fotos y videos. Llevamos muy poco tiempo como especie viviendo aquí; me gustaría que la especie durara más, pero quién sabe, esta especie se autodenomina inteligente, pero no lo demuestra mucho; se estima que el 98% de las especies que algunas vez vivieron en esta canica azul ya no existen, las probabilidades están en nuestra contra, la pregunta no es ¿nos extinguiremos?, las preguntas mas bien son: ¿Cuándo? y ¿Será por nuestra propia mano?

LA familia del Sol, mi canica favorita es el cuarto punto de derecha a izquierda.


De derecha a izquierda, Mercurio, Marte, Venus, Tierra, Neptuno, Urano, Saturno y Jupiter, centrado atras Sol.

1 comentario:

Fab dijo...

Interesantes desvaríos de los seres esféricos (será que mis seres son faéricos), y precisamente hablando de seres faéricos, probablemente al duende le gustará saber que su canica favorita es la azul, por que sospecho que la de él también. Los desvaríos de Sagan son contundentes, ¿por qué no todos solemos desvariar así?
Palomilla guardiana del mundo faérico.